Los Peligros del Golpe de Calor

Cuando el cuerpo es incapaz de enfriarse mediante el sudor en actividades de ambientes laborales extremos, muy calurosos, expuestos al sol o poco ventilados, pueden presentarse una gran variedad de trastornos como: desmayos, calambres, agotamiento excesivo y daños en la piel. Sin embargo, el efecto más grave de exposición en situaciones de calor intenso es el llamado “golpe de calor”, que es la pérdida de la capacidad que tiene el cuerpo de enfriarse y se caracteriza por una elevación incontrolada de la temperatura corporal. La elevación de la temperatura provoca una disfunción del sistema nervioso central y un fallo en la regulación térmica del cuerpo. Cuando se produce un golpe de calor, la piel se calienta, se seca, no hay sudoración, aparecen convulsiones, aumenta el ritmo respiratorio y cardíaco, la temperatura corporal puede llegar a superar los 40º y aparecen alteraciones de la conciencia.

QUE HACER ANTE UN GOLPE DE CALOR
• Coloque a la persona accidentada en un lugar fresco
• Retire las prendas innecesarias
• Aplique compresas de agua fría la cabeza de la victima
• Abanique con aire fresco la piel de la victima
• No trate de controlar las convulsiones
• Coloque un objeto blando bajo la cabeza
• Traslade a una clínica al paciente
PREVENCIÓN
• Informar a los trabajadores la necesidad de hidratarse, antes, durante y después de realizar su jornada laboral en un ambiente caluroso, así como sobre los riesgos de sufrir un golpe de calor.
• Saber identificar los síntomas producidos por el calor: mareo, palidez, dificultades respiratorias, palpitaciones y sed extrema.
• Instalar estaciones de hidratación estratégicamente.
• Utilizar ropa amplia y ligera, con tejidos claros que absorban el agua y que sean permeables al aire y al vapor, ya que facilitan la disipación del calor.
• Evitar beber alcohol o bebidas con cafeína, ya que deshidratan el cuerpo.
• Distribuir el volumen de trabajo e incorporar ciclos de trabajo descanso. Es preferible realizar ciclos breves y frecuentes de trabajo-descanso que períodos largos de trabajo y descanso.
• Proteger la cabeza con casco, gorras o sombreros, según sea el trabajo.
• Si la tarea es en exterior, incrementar paulatinamente la duración de la exposición laboral hasta alcanzar la totalidad de la jornada para lograr la aclimatación a las altas temperaturas.